Skip Ribbon Commands
Skip to main content
    

Desinfección térmica de agua caliente

Las compañías proporcionan agua potable higiénicamente impecable a las acometidas de los edificios. A partir de ese punto, la responsabilidad de la calidad del agua potable pasa al propietario. El propietario deberá garantizar el buen funcionamiento y mantenimiento del sistema de agua potable. Un mal funcionamiento y un mantenimiento inadecuado aumentarán significativamente los riesgos para la salud de las personas por exposición a patógenos en el agua.

La distribución de agua caliente constituye un factor crítico: Si se regula y supervisa continuamente la temperatura del agua caliente en la vivienda, los patógenos, como la Legionella, no tienen ninguna posibilidad de supervivencia. Para una protección segura, son necesarias altas temperaturas del agua, por encima de 50 °C. El Ministerio de Sanidad y Consumo considera necesaria que el agua pueda alcanzar una temperatura de 70°C para realizar la desinfección térmica de la instalación. Esta gama de temperaturas también se considera el rango óptimo para un uso eficiente de la energía.    

Ventajas

Aplicaciones y productos

De acuerdo a la normativa, se debe alcanzar una temperatura de 60°C en el tanque de almacenamiento de agua caliente. Debido a la circulación, el agua debe volver al tanque de almacenamiento a una temperatura como mínimo de 50°C. Esta tarea la realiza una bomba de circulación. Esto garantiza que se mantenga la temperatura requerida de suministro y que se eliminen los patógenos. A fin de lograr una distribución uniforme de la temperatura del agua, es necesario un caudal controlado a través de todas las tuberías de la instalación del agua potable. Dado que diferentes componentes de la instalación tienen diferentes pérdidas de presión, se deben determinar y regular las presiones diferenciales de los diferentes ramales del agua caliente por medio de "resistencias ajustables" en la red de tuberías. Esta calibración hidráulica por lo general se realiza mediante válvulas de control pre-ajustables. Cuando hay demasiado caudal de agua, el pre-ajuste ralentiza el flujo del agua.

Honeywell ofrece la solución adecuada para cada instalación.

Sistema con equilibrado estático

Sistema dinámico, continuamente equilibrado térmicamente

Sistema dinámico, equilibrado térmicamente en cada planta