Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Normativa

En lo que se refiere a los sistemas de calefacción en edificios, la legislación española está vertebrada en dos normas: El RITE, Real Decreto 1027/2007, de 20 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, que marca, entre otros, los parámetros de confort que proporcionan las instalaciones, y vela porque se consigan unos niveles adecuados de rendimientos energéticos. El CTE “Código Técnico de la Edificación” que establece los requisitos básicos de calidad y habitabilidad de los edificios.

En el caso de instalaciones centralizadas de cale​facción ya realizadas previamente a la vigencia de estas normativas, incidir en el diseño de la instalación puede resultar muy complejo y caro. Las actuaciones se podrán realizar en zonas comunes y en las zonas privativas cuando no impliquen obras o molestias excesivas a los usuarios/propietarios, por lo que los puntos de actuación se vienen a limitar a los elementos de emisión (radiadores), al cuarto de calderas y los montantes de distribución de agua caliente, que estén en zonas comunes.
En lo que se refiere a la contabilización de consumos, el RITE, en su artículo 12.4 considera como uno de los requisitos de eficiencia energética la contabilización individual en las instalaciones térmicas de calefacción. De forma que “las instalaciones térmicas deben estar equipadas con sistemas de contabilización para que el usuario conozca su consumo de energía, y para permitir el reparto de los gastos de explotación en función del consumo, entre los distintos usuarios, cuando la instalación satisfaga la demanda de múltiples consumidores”. Y en su Instrucción Técnica de eficiencia energética, IT 1.2.4.4 señala "Toda instalación térmica que dé servicio a más de un usuario dispondrá de algún sistema que permita el reparto de los gastos correspondientes a cada servicio (calor, frío y agua caliente sanitaria) entre los diferentes usuarios".
Según la nueva Directiva de Eficiencia Energética, 2012/27/EU, todos los edificios con calefacción central deben tener instalados, antes del 31 de diciembre de 2016, algún sistema de reparto de costes de calefacción según consumos reales y medidos.

​Novedades Legislativas en materia de Contabilización de Consumos

Multas de entre 1.001 y 10.000 euros por no medir individualmente la calefacción y/o agua caliente

Real Decreto-ley 8/2014, de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia. Son más de 170 páginas, pero destacamos los siguientes aspectos:

Sobre medición individual (Pg. 21 – párrafo 2):
Por otro lado, el artículo 9 de la Directiva establece que en el suministro de calefacción, refrigeración o agua caliente a un edificio a partir de una calefacción urbana o de una fuente central que abastezca a varios edificios, se instalarán contadores de consumo individuales antes del 1 de enero de 2017. Dado que de acuerdo con el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, aprobado por el Real Decreto 1027/2007, de 20 de julio, las instalaciones térmicas de los edificios de nueva construcción deben disponer de algún sistema que permita el reparto de los gastos correspondientes a cada servicio (calor, frío y agua caliente sanitaria) entre los diferentes usuarios, es necesario establecer la obligación de contabilizar de manera individual dichos consumos en los edificios existentes.

Sobre régimen sancionador (Pg. 21 – párrafo 4):
Finalmente, se determina el régimen de sanciones aplicable en caso de incumplimiento de las disposiciones adoptadas para la transposición de la citada Directiva 2012/27/UE, en concreto, aquellas adoptadas en el ámbito del sistema de obligaciones de eficiencia energética. En materia de auditorías energéticas, acreditación de proveedores de servicios y auditores energéticos, promoción de la eficiencia del suministro de energía y contabilización de consumos energéticos, la instrucción y resolución de los expediente sancionadores que se incoen corresponderá a los órganos competentes de las Comunidades Autónomas.

Sobre plazos entrada en vigor RD de transposición (Pg. 21 – párrafo 4):
El plazo de trasposición de la Directiva venció con carácter general el 5 de junio de 2014, por lo que es necesario completar la transposición de la Directiva con la mayor urgencia.

Sobre las multas a aplicar en caso de incumplimiento (Artículos 80 y 82)
Constituyen infracciones GRAVES en materia de contabilización de consumos energéticos: No cumplir con la obligación de instalar contadores de consumo (de calor, frío y/o agua caliente sanitaria) individuales o soluciones alternativas siempre que sea económica y/o técnicamente viable.
Las sanciones aplicables ascienden a una multa de 1.001 a 10.000 euros.

Universidad de Alcalá: la contabilización individual de consumos


  • La instalación de repartidores de costes de calefacción y válvulas termostáticas permitiría ahorrar el equivalente a 8 meses de consumo de energía eléctrica de una vivienda tipo
  • La adopción de este tipo de medidas contribuye a la reducción de una media de 61 toneladas de CO2 al año
  • Según la Directiva Europea de Eficiencia Energética, 1,7 millones de viviendas españolas con sistema centralizado de calefacción deberían haber instalado contadores de agua y calefacción o medidores individuales antes del 1 de enero de 2017
La instalación de repartidores de costes de calefacción y válvulas termostáticas permite ahorrar una media de 24,7% de consumo de calefacción en las viviendas de edificios con calefacción central, según el “Estudio sobre ahorros derivados de la contabilización individual de calefacción en España”, realizado por la Universidad de Alcalá para AERCCA (Asociación Española de Repartidores de Costes de Calefacción).
Los ahorros energéticos medios de las 1.349 viviendas en España (*) con instalación colectiva o centralizada de calefacción analizadas, medidos en términos absolutos, corresponden a unos 7 GWh, el equivalente a 8 meses de consumo de energía eléctrica de una vivienda tipo.
El informe confirma, asimismo que, entre las medidas orientadas a ahorrar energía en las instalaciones de calefacción centralizada, el uso de repartidores de costes y válvulas termostáticas es la más eficiente. Y que la adaptación de este tipo de medidas, además, contribuye a la reducción de los gases de efecto invernadero, disminuyendo una media de 61 toneladas de CO2 al año.
Según la Directiva Europea 2012/27/UE de Eficiencia Energética, de obligado cumplimiento para los países miembros y que España debería haber transpuesto ya, un total de 1,7 millones de viviendas españolas dotadas de un sistema centralizado de calefacción deberían haber instalado contadores de agua y calefacción o medidores individuales antes del 1 de enero de 2017. De momento, España sólo ha llevado a cabo la aprobación parcial de alguno de esos artículos. Concretamente, la decisión sobre la transposición de las medidas a adoptar sobre la instalación de repartidores de costes individuales (artículos 9-11 de la Directiva sobre Contabilización de consumos individuales de calor, frío y agua caliente sanitaria en edificios) sigue pendiente.
“El estudio demuestra la urgencia de adoptar medidas de eficiencia energética en España, como es el caso de la instalación de medidores individuales para calefacción y agua, y la eficiencia de estas medidas en términos de costes e impacto medioambiental. Los repartidores de costes de calefacción y válvulas termostáticas representan una medida asequible y eficiente para cumplir con nuestros compromisos como país y mejorar los hábitos de consumo de las familias españolas”, se explica desde AERCCA.

Consumo doméstico de energía en España y emisiones de CO2.
En España, el 24% de estas emisiones de CO2 son generadas por viviendas familiares y la calefacción representa el 71% del consumo doméstico en energía. Esto es, la mitad de la energía que gastan las familias españolas se emplea en calentar sus viviendas.
En una vivienda tipo (superficie aproximada de 95 m2), la reducción de emisiones por la contabilización individual equivale a las emisiones generadas en un vehículo por el consumo de 251 litros de gasolina.
El informe de la Universidad de Alcalá explica que las necesidades de consumo energético han crecido debido al aumento de consumo por persona y al propio crecimiento de la población.
En la Unión Europea, en 2015 se consumió la octava parte de la energía primaria mundial, a la vez que se produjo algo más del 10% de las emisiones mundiales de CO2. De este porcentaje, España, en el mismo año, consumió el 1% de la energía primaria mundial, haciendo con que sea el país que produce prácticamente el 1% de las emisiones mundiales de CO2.

Sobre AERCCA

La Asociación AERCCA tiene como finalidad la promoción de la implantación de los dispositivos de medición y procedimiento previstos en la Directiva 93/76/CEE (SAVE) y/o en cualquier otra legislación o normativa relacionada con los mismos, para la facturación de gastos de calefacción, climatización y agua caliente sanitaria calculados en la proporción y en función del consumo efectivo de los mismos. AERCCA busca promover el reparto justo del gasto de calefacción en base al consumo efectivo de calefacción en edificios con sistemas centrales de calefacción.​​​​​​